¿QUÉ ES LA QUIROPÁCTICA?

Según la OMS (Organización Mundial de Salud):

La quiropráctica es la profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema músculo-esquelético y de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y en la salud en general.

 

La quiropráctica es la tercera profesión sanitaria de atención primaria en el mundo, después de la medicina y la odontología.

Aunque esta definición no se aplica en España, la quiropráctica esta reconocida en la mayoridad de los países de Europa:

 

Bélgica, Dinemarca, Finlandia, Francia, Inglaterra, Irlanda , Islandia , Italia, Noruega, Portugal, Suiza, Suecia, etc...

La quiropráctica es una disciplina de salud que se centra en la capacidad de curación innata del cuerpo para curarse a sí mismo sin recurrir a medicamentos o cirugía.

 

La práctica de la quiropráctica se centra en la relación entre la estructura, principalmente la columna vertebral, y la función, coordinada por el sistema nervioso, y cómo esta relación afecta el logro y el mantenimiento de un estado óptimo de salud.

EL SISTEMA NERVIOSO

El cerebro controla todas las funciones del organismo a través de una extensa red de comunicación; el sistema nervioso, que llega a cada órgano y cada célula del cuerpo.

Esto es lo que permite que tu cuerpo funcione de manera armoniosa en cada momento y mantenga su estado natural de salud.

Este aparato delicado e increíblemente complejo, está protegido por los huesos del cráneo y de la columna vertebral, eje central del sistema locomotor.

Desde ahí se ramifican una infinidad de redes nerviosas que llegan a cada parte de tu cuerpo para que esta inteligencia innata pueda expresarse en su totalidad y mantenerte vivo y sano.

Por una serie de factores (físicos, químicos y emocionales) que se van acumulando a lo largo de la vida, este sistema puede perder su capacidad para funcionar y cuando esto ocurre, produce cierto grado de interferencias sobre el sistema nervioso, que entonces ve limitada su capacidad para organizar el trabajo del organismo y mantener un óptimo nivel de salud.

Este fenómeno es lo que los quiroprácticos llaman ¨subluxación vertebral¨.

El trabajo de un quiropráctico consiste en localizar y corregir las subluxaciones vertebrales de manera específica e indolora, con el objetivo de optimizar la función del sistema nervioso.

La especificidad exclusiva de la quiropráctica consiste en ajustar con precisión los segmentos afectados por el complejo de subluxación vertebral para devolver a la columna vertebral un estado de normalidad funcional y eliminar las interferencias. El sistema nervioso se libra así de interferencias y se enfatiza a través del sistema nervioso esa inteligencia innata del organismo, su vitalidad y capacidad de recuperación.

En resumen, la Quiropráctica tiene una visión vitalista de la salud, cuyo fin es optimizar el cuerpo para que podamos funcionar al 100%.

 
 

LA FORMACIÓN DEL QUIROPRÁCTICO

La quiropráctica es la única profesión de la salud para la cual la capacitación está estandarizada en todo el mundo, sin embargo, todos los quiroprácticos que practican en el mundo han completado un mínimo de 5.500 horas de instrucción teórica, de las cuales se dedican 1.400 a la formación práctica. Los estudios duran entre seis y siete años.

 

La profesión está estandarizada a nivel internacional con un nivel de exigencia alto, y la formación de quiroprácticos es cercana a la de los estudiantes de medicina.

Su curso incluye cursos de biología, física y química avanzados, pero también un gran contingente de horas de anatomía y semiología, impartidos por médicos de medicina.

Al finalizar sus estudios, los quiroprácticos de todo el mundo reciben una capacitación equivalente que conduce a la concesión de un diploma "DOCTOR OF CHIROPRACTIC (D.C.)" expedido por Escuelas y Universidades Estadounidenses.

La calidad y la equivalencia de enseñanza de estas instituciones acreditadas es supervisada por el Consejo de Educación Quiropráctica (CCE) de cada continente que verifica la aplicación de los estándares de capacitación dictados por el Consejo de Educación Quiropráctica Internacional (CCEI).

¿CÓMO SE OBTENE ESTA UNIFORMIDAD DE ENTRENAMIENTO?

Las escuelas y universidades que capacitan a los quiroprácticos deben cumplir con las pautas del Consejo de Educación Quiropráctica (CCE) para obtener reconocimiento internacional por su capacitación.

 

Cada 3 años, estas escuelas están sujetas a controles y visitas de acreditación en las que se verifican escrupulosamente; el contenido y la conformidad internacional de los programas, la calidad de los docentes, la calidad de los locales y los materiales didácticos, el buen funcionamiento administrativo ...

¿CÚAL ES EL CONTENIDO DE LOS PROGRAMAS?

Las escuelas acreditadas por CCE enseñan un currículo integral que incorpora:

CIENCIAS BÁSICAS (BIOQUÍMICA, FISIOLOGÍA, PATOLOGÍA, ANATOMÍA, NEUROLOGÍA ...)

CIENCIAS DE DIAGNÓSTICO (PARA QUE EL QUIROPRÁCTICO PUEDA DETERMINAR SI EL CASO DE SU PACIENTE ESTÁ BAJO SU CUIDADO O SI NECESITA SER REORIENTADO)

CIENCIAS CLINICAS

APRENDIZAJE DE HERRAMIENTAS TERAPÉUTICAS Y DE PREVENCIÓN

Una parte importante también está dedicada a la anatomía (incluidas aproximadamente 270 horas de disección humana) y a la radiología (generalmente cuando su estado lo permite, los quiroprácticos realizan e interpretan sus propios rayos X).

En Francia, donde estudió tu quiropráctico Alexandre, la formación es impartida por una sola escuela, el Instituto Franco-Europeo de Quiropráctica (IFEC). IFEC ha sido acreditado por el Ministerio de Salud desde 2013, donde ese mismo año, la Academia Nacional Francesa de Medicina reconoció la calidad de la formación de quiroprácticos que presentan como "idénticas a las escuelas de medicina" en un informe sobre terapias complementarias.

En España existen dos escuelas acreditadas:

  • Facebook - Grey Circle
Siguenos

Alexandre Murat

622 21 09 99

Av Francisco Tárrega, 64, Etsl D

12540 Vila-Real

©2019 Todos los derechos reservados Alexandre Murat, creado con wix.com